aviso

Este blog no está recomendado para menores, así que tú mismo con tu mecanismo.

fin del aviso


20 de abril de 2014

el invento del siglo

Hace poco he descubierto bitcoin.
Es algo que está muy bien montado.
Tanto es así que no me resisto a compartir algunas impresiones.

La crisis nos está abriendo los ojos a la fuerza. Vemos muy a las claras que nuestro sistema es injusto y se sustenta sobre un abuso intolerable. La élite explota a la masa para su propio lucro y beneficio.

El dinero-deuda esclaviza y tiraniza. Tortura y degrada. Saca lo peor de todos. La prueba está en la situación a la que hemos llegado.

El sistema es tan dañino y destructivo que es insostenible e inadmisible. La farsa no tiene horizonte. La danza macabra no concluye sino en colapso o extinción. Mientras tanto, la pesadilla sigue y sigue.

La competitividad es puro canibalismo suicida. Depredación desalmada y desesperada. Comer para no ser comido. Alienados, olvidamos quienes somos. Nos inhumanizamos y embrutecemos.
Todo para que cuatro malnacidos se lucren mediante mecanismos totalmente ilícitos e incontrolables.

El imperio del mal se debe a la falta de freno y contrapeso.

Aquí entra en juego el bitcoin.

La conciencia nos lleva a distinguir lo correcto de lo inadecuado.
Mucha gente tiene verdadero deseo de cambio, porque entiende que este camino ya no es bueno. Sin embargo, el miedo y desconocimiento aún confunde y paraliza a gran número de personas.
No saben qué hacer y no se atreven a hacer nada. Sufren y aguardan.

Pero el camino no tiene ningún misterio: Investiga, aprende y avanza. La conciencia se despierta a través de la información.
Ver es saber. Y una vez que aprendes a ver ya no puedes dejar de hacerlo. Despertar es lo que tiene. Que ya no te engañas con falsedades.

Sé pues consciente y obra en consecuencia.
Entonces será inevitable que llegues a la banca ética y al bitcoin.
Dos pasos sencillos a la par que ineludibles.

El nuevo y mejor mundo se construye entre todos con gestos como estos. Podemos vivir de una manera justa y positiva.
Muchos ya lo están haciendo.

Vale la pena que te subas a este tren antes de que te sea demasiado tarde.

Bitcoin viene a suplir una carencia crucial.
Las monedas alternativas no lograban despuntar y funcionar todo lo bien que deberían. Porque no acertaban del todo con su planteamiento.
Sin embargo, bitcoin nos proporciona la estructura perfecta para despegar cualquier alternativa. Aprovecha a la perfección la tecnología y recursos de los que disponemos.

Establece un protocolo, unas condiciones de uso, que suponen y configuran una herramienta brillantísima, en todos los sentidos.

La grandeza y el acierto de esta moneda es que compensa y restituye. Transfiere y distribuye. Es como los cojinetes de una rueda. Una pieza minúscula y sencilla, pero cuya presencia o ausencia representa una gran diferencia.

Hasta ahora hemos vivido atrapados en una rueda cuyo giro machaca, oprime y tritura indeciblemente a los de abajo. Friccionando y erosionando a la masa, sobre la que bailan los trepas parásitos.

Pero, apoyándonos en esta nueva pequeña ayuda, podemos funcionar de una manera mucho más suave y razonable.

Bitcoin devuelve el poder y la libertad a las personas, pues establece un marco propicio y amparador para ello.
Ya me dirás si eso te parece poca cosa o una tontería.

Bitcoin no viene a suplantar ninguna otra moneda, viene a complementar. Las fuerzas se equilibran cuando jugamos con ambas.
El mal no puede extinguir el bien, y el bien tampoco puede devorar al mal. Dicho así en genérico y de pasada. Porque si profundizamos hay un mal que sí puede desaparecer y un bien que puede triunfar completamente, pero eso ya es materia para otro momento.

La presión se vuelve insoportable cuando no hay vía de escape.
Esto es como el kárate. El impacto te destroza cuando lo recibes de lleno, pero cuando lo reconduces se vuelve tu aliado.

La convertibilidad de las monedas te permite moldear y modular su papel y repercusión en tu vida. Hacerte fuerte en tu territorio, encauzar y dirigir las fuerzas a tu favor. Disponer tus recursos de la mejor manera posible, para aprovechar al máximo su capacidad con gran versatilidad. Ganando poco a poco maestría legítima y reparadora.

Bien usada, esta moneda equilibra, iguala, compensa, en un sentido profundo y totalizador.

Filtra.

Como una medusa en medio del mar.

Igual te parece insignificante o irrelevante. Pero es todo un salto. Porque detrás de una medusa viene otra, y otra, y otra más. Y para cuando te quieres dar cuenta todo ha cambiado enorme y radicalmente.

Su organización tiene una importante fundamentación biológica. Su estructura de red descentralizada y sincronizada es sumamente interesante y sugerente. Se puede aprovechar de más maneras que pronto van a ganar presencia.

Es crucial comprender verdaderamente qué supone y representa la organización descentralizada, porque depende enteramente de nosotros. Nuestra conciencia mantiene el consenso y el consenso hace que la realidad cambie en la dirección que decidamos. Lo que está en nuestra mano es más inmenso de lo que podemos llegar a imaginarnos. Sería muy tonto malograr semejante oportunidad, así que bien merece un detenido examen y consideración.

Para una mejor asimilación de esto puede servir este libro, por ejemplo: http://entra-por-los-ojos.blogspot.com/2014/04/la-arana-y-la-estrella-de-mar.html

La manera en que bitcoin define y preserva sus propias cualidades es más que admirable. Hay un gran campo a descubrir y aprovechar por esa vía. Vida y tecnología perfectamente aunadas y coordinadas para nuestro progreso y crecimiento. De verdad, no como las inútiles patrañas y estafas que se dedica a producir la 'ciencia' oficial, que medra y acapara todo a costa nuestra.

Tecnología ética. Biología ética. Bio-Lógica, lógica bio.
Este es el camino.

El mejor conocimiento es el que está más cerca de la realidad.
La diferencia se ve en el resultado.
La virtud crece y florece.
Tiene vida porque nosotros hacemos que la tenga, es real porque nosotros la realizamos. Crece y nos acompaña, la acompañamos y crecemos. Ambas partes salimos ganando de nuestra voluntaria alianza.

Respira. Fluye. Atrae capital y lo devuelve.
Y en el proceso algo se va transformando.

Bitcoin cambia a la gente.
Sin darte cuenta, participar en un sistema justo reconvierte tu naturaleza y valores. Los hábitos corruptos desaparecen cuando no pueden ser practicados. El monstruo regresa a su humana condición cuando el entorno deja de premiar sus estragos.

Es otro estilo de hacer las cosas, más maduro y edificante.

Usar bitcoin nos recompensa y beneficia. Te invita a crecer. Te presenta el mejor escenario posible y te anima a participar. Dice: Atrévete a soñar.
Atrévete y sírvete de mí. Yo soy la llave que va a realizar tus deseos.

Vale, esto suena un poco pasao de rosca y es pronto todavía para comprobar que ese potencial está ahí. Pero es que está ahí, maldita sea.

Mejor dicho, está dentro de ti.
Nuestra creatividad está secuestrada por un sistema opresor y maligno, que impide prosperar las iniciativas más positivas y alienta en cuenta las más oscuras y perjudiciales.

Mejoras que no terminan nunca de cumplirse, el coche eléctrico, la energía libre, la justicia social, la paz mundial, etc.
Todo tipo de obstáculos, impedimentos y trabas.
Usurpaciones, abusos y parasitismos.

La corrupción envenena cuanto toca.
No tienes más que ver las grandes producciones.
Diseñadas para hacer caja y de paso joderte un poco más por dentro.

Cuando empiece a asomar de verdad lo que llevamos dentro vas a flipar en colores. Va a cambiar todo de arriba a abajo y a una velocidad que ni te lo vas a creer.

Por eso es el momento de aprovechar esta maravilla que nos ha caído del cielo.

Cuantos más participemos mejor resultará esto. La fiesta está preparada y va a ser de las que hacen historia. Que no te lo cuenten, compruébalo por ti mismo.

Está en nuestra mano.

Bitcoin es un salto en la evolución del dinero. Es una revolución. Es como en uno de esos juegos de rol donde la experiencia te hace ascender de nivel y tienes nuevas capacidades.

Eso sí, hace falta cabeza para empezar, para comprender su funcionamiento y familiarizarse con su uso.
Es una fase temprana todavía. Para valientes pero prudentes.

Para asomarte y estar dispuesto a asombrarte.

Vale mucho la pena dedicarle un poco de tiempo y esfuerzo para apreciar su pura bella elegancia. Cómo cuida y protege su integridad y esencia. Para que podamos jugar todos juntos y seguros y ganemos tantísimo con solo hacerlo.

Ya te digo, el invento del siglo.
Y me quedo corto, me quedo muy corto.

PD:
Para empezar recomiendo ver algunos videos: http://www.youtube.com/results?search_query=bitcoin+español
y mirar unos cuantos tutoriales:
http://elbitcoin.org/category/tutoriales/

Hay que insistir y estudiar toda la información que haga falta hasta comprender bien la responsabilidad de trabajar con bitcoins, lo importante de la seguridad y eso.
Y si te entra la paranoia máxima: http://prism-break.org/es/

Luego se trata de tomar decisiones y elegir bien.
Como cartera recomiendo Electrum: http://electrum.org/es/
que puede usarse con Tails: http://tails.boum.org/
aunque es un poco puñetero de instalar y tal, al menos en mi caso.

Otra buena alternativa es usar Electrum con VirtualBox, como se explica muy bien en estos videos (en inglés): http://bitcointalk.org/index.php?topic=397118.0

Y por último, para la compra-venta de bitcoins recomiendo coinffeine: http://www.coinffeine.com/
aunque todavía no lo he probado.

Suerte y al lío.