aviso

Este blog no está recomendado para menores, así que tú mismo con tu mecanismo.

fin del aviso


1 de abril de 2017

miedicuchos

Los miedicuchos son tontos que se creen mas poque sabien curar.
Peo anencima es mientira poque casi ni curan na.
Mi yaya se puso mala, se fue al uspital, le iciron mas bestias rajas y to y ni se curo ni na, que se muririo po culpa los miedicuchos.
Yasi masimas que mese que mese, que casi nunca se salva naidie de sus manos de tontos que no curan na ni na.
Y los miedicuchos que dan pastis igual.
Poque va y sinventan a ojo lo que te pasa y te dan lo que les da la ganas, casi sienpre mas caras que caras.
Yami no me dala gana e no, que ya una vez si y fue malimal de lo poco que sirven.
Anencima que las pastis de tragar no me se tragan y tene mi mama que machicarlas y saben a rayos de mal que muy.
Poeso mejor como acicia mi yayo, a la cama y solo infuisones.
Eso ya casi naide saibe por tontos, poque pa sabier eso hai que sabier de verda e si, no comaora que se pefrieren a los miedicuchos yes peor.
Antes cando nabia miedicuchos era mejor antes. Poque los miedicuchos sinventan las enfiermedades y cavez ai masimas po suculpas.
Yanencima son tontos que les ponen nombres que ni salen nelel dizonario yasi quengañan pa paicer mas irpontantes.
Yel colmo es cando va y le ponen una palabra que ya esistes a una enfiermedad. Eso es mal mu mal, poque po suculpa me tiengo que canbiar de sinos del zoziaco, que igo cangriejo paque no se confundia.
Cangriejo es bonito y me gusta mas y to. Peo ai tontos que micen lotro y se rien de lo tontos que son. Peo naice gracia e no, y si puedo le pego al que sea que sea, paque sentere.
Los mayores, que no senteran lo mu mu mal ques llamar asi robando el nombres dotra cosa. Y los miedicuchos no tenien derechio aiso.
Poeso yo cando sea mayor vua ser diescubridor pa poner nombre a to y que vua llamar miedicucho a tolas cosas malas, paque senteren la gracia caice, ala.

teimpo meurto

Todo está en puasa y sin menoe,
queito como un leinzo:
La uarora y el poneinte,
el treuno y el ceilo,
el riudo y el muallido,
la guiata y la fluata,
el obeo y la painola,
el cauderno y el peota,
el raecio y el meastro,
la poenza y el colejail,
el ruado y el recroe,
la mereinda y el greuso,
el cacoa y el teboe,
el traveiso y la peidra,
la persaina y la teinda,
el abeulo y la feana,
el pasoe y el musoe,
el moipe y el mosiaco,
el restuarante y el acaurio,
la cazeula y el pimeinto,
el idoita y el saboindo,
la neura y la nuera,
el maraichi y el apluaso,
el gaurdia y la daidema,
la feista y el toivivo,
el saroa y el jaloe,
la daina y el seurtudo,
el embuacador y el incuato,
el karoake y el superflou,
el seulo y el boedo,
la craitura y el buatizo,
el santaurio y el friale,
la paidosa y el inceinso,
el vidreiro y el arquiaco,
el paragaus y el gotoe,
la gaivota y el bonaito,
el anzaino y la veija,
la feunte y el curoiso,
el veinto y la plazeula,
la sileuta y el vaijero,
el cuativo y la riuna,
el poijo y el sabeuso,
la reuda y el reodor,
el kaola y la frambeusa,
la fuana y el ceirvo,
el simeisco y el marzaino,
el biutre y el faimbre,
la neive y el trinoe,
el raector y el cirquiuto,
el peunte y el raichuelo,
la neibla y el peurto,
el deseirto y la serpeinte,
la adauna y el extroaficial,
la canao y el maendro,
la zuidad y el peublo,
el piene y el pintuañas,
la peirna y el aciete multuiso,
el seuño y el conceirto,
la prezoisa y el apeusto,
el gauperas y la riena del biale,
la ceiga y el nervoiso,
el jeugo y el feugo,
el heuco y el quiudado,
el meimbro teiso y la greita caleinte,
el sauve quioto y el teirno deliete.