aviso

Este blog no está recomendado para menores, así que tú mismo con tu mecanismo.

fin del aviso


28 de septiembre de 2010

una postal de Mataparda

"Esta postal me la enviaron unos personajes a mediados de los años 80. Me llegó metida en un sobre que por desgracia tiré sin mirarlo. Sé que Musimori, Espada y Kek se embarcaron, y tenían planeado recorrer una serie de islas. Supongo que el dibujo del reverso de la postal lo hizo Espada, pero nunca conseguí encontrar esa isla, que tantas veces he mirado. Hay una Isla de las Cabras en la costa de la Toscana y una Isla de Cabras en Puerto Rico , pero no son esta. También he buscado volcanes rojos pero inútilmente.
Cuando la postal me llegó hacía meses que los daba por perdidos y había empezado a dibujar otros personajes. Lo paré todo y durante varios años esperé otra postal. Por último, cansado de esperar, me lamenté ante mí mismo del fracaso de aquel viaje, y. Bueno, y eso es otra historia."

la vivioteca de los moertos

Mi yayo sa morido y lo han metido en una vivioteca con un chino. Yo no se pero los chinos no se moeren nunca asique igual no era chinochino. Estaba mu malito y los medicos no sabian como arregrarlo poreso sa ido al cielo. Primero lo metian en una caja y luego habia quesperar a que la gente biniera pa despedirle. Y yo no sabia eso, yo pensaba que solo te podian despedir del trabago, pero aora sebe que resulta que no, que tanbien te poeden despedir de estar vivo.

Si eres malo la jente te despide y ya te tienes que ir al cielo a dios. Y coando te mores lo mismo, asique eso. Bino mucha jente y todos me daban besos y yo no conocia a naide, mas que a mis tios y mi familia, que a esos ya los conoczia de antes claro. Algunos decian te acompaño al asiento, pero yo ya estaba sentao! Es una broma nueva para mi queno conozia anque no me sale como funciona porque luego yo lae probao con mi prima y ma dicho que soi tonto asiqueasi no es.

Luego abia que ir a la misa y abia mas mucha gente aun todabia, y casi todos eran los biejos. Son biejos porque a mi me dan miedo y parece questan arrugaos y que son momias que te van a por ti a meterte miedo, que yo lo ibisto en una penicula y dan mucho miedo y luego no te pudes dormir porque el armario ace ruidos como que hay morstros dentro que ban a salir a por mi y yo tengo que llamar a mi mama para que mallude con los mostros porque cuando viene mi mama los mostruos se ban, es como si tobiera un flusflus antimostros.

En la misa es un royo porque el cura todo el rato abla del cielo y mas otras cosas, pero ademas que se repite un monton porque eso ya lo sabemos, que mi yayo sa morido y sa ido al cielo. Y encima cuando quiere tenemos que lebantarnos y es un royo porqe a mi no me gusta la jinasia y encima se ponen a cantar, menos mas que yo me librao. Luego habia que darle la mano a los biejos y yo no quiero soñar con los biejos porla noche asi que mal.

Luego an metido al yayo en un coche de lujo y habia que seguirlo pero hiba muy despacio asi que asi no tiene emozion. Y luego emos ido llegao a la vivioteca donde goardan a todos los moertos. Yo no se pa que los goardan si ademas ya estan en el cielo. Pero es asi. Asi que an buscao un gueco libre en una estanteria y luego lan ponido una tapa. Entonces mucha jente sa puesto a yorar y no paraban y yo mestaba mojando porque an echo charcos y todo. Y luego nos emos ido a mi casa y yasta. Fin.

tabula rasa

Suena el despertador, lo paras, miras la hora. No logras comprender los dígitos. Sabes que son números pero no te viene a la mente su significado. Pasas un buen rato viendo cambiar las cifras, minuto a minuto, en una extraña secuencia. Siempre ha sido así? No parece seguir ningún orden lógico.

Vas al cuarto de baño, meas, contemplas tus partes como si fuera la primera vez que las ves. Te miras en el espejo. Qué broma es esta? Quién es esa persona? Te han dado cambiazo mientras dormías? Estás soñando? Pasas un buen rato frente al espejo, tocando esa cara desconocida.

Te das cuenta de que no estás en tu casa, de que llevas un pijama que no es el tuyo. Te invade el miedo, tienes que salir de aquí. Te vistes con lo primero que pillas, afortunadamente la ropa es de tu talla. Buscas con desesperación la salida. A cada puerta que abres te invade el terror a encontrarte con alguien.

Por fin, sales, no conoces la calle ni el lugar. Dios santo, dónde estás? Puede ser cualquier rincón extraño del mundo. Te entra un vértigo insondable, espantoso, indescriptible. Te sientes como el más perdido de los perdidos. Todo esto es absurdo, nada tiene sentido.

Suena un móvil en tu bolsillo. Lo tomas en la mano, miras cómo chilla y parpadea, como si fuera un bebé berreando al que no sabes cómo consolar, ni remotamente. Una parte de ti quiere contestar pero la duda te paraliza, hasta tal punto que ni siquiera sabrías cómo hacerlo. Deja de sonar, lo guardas de nuevo en tu bolsillo.

Te pones a caminar, sin rumbo. Tu mente se angustia con esa ausencia de destino. Tienes hambre, entras en un bar. Qué desea? Te dice el camarero. Quieres eso que siempre tomas en el desayuno, pero su nombre ha desaparecido de tu cabeza, ido, esfumado, caput. Te explicas por señas, como un mono.

Suena una canción. La escuchas distraídamente. Poco a poco va captando tu atención. Sientes como si tuvieras que conocerla, como si fuera lo más importante de tu vida en este momento. No logras encontrar el menor indicio en ella para identificarla o relacionarla con algo. Eso te llena de ansiedad y agonía infinitas. Qué está pasando aquí? Quién lo ha trastocado todo tan horriblemente?

Son dos con veinte, dice el camarero. Buscas en tus bolsillos, nada. No, espera, sacas una tarjeta de crédito. El camarero apunta hacia un cajero, al otro lado de la calle. Metes la tarjeta, escribes una cantidad. Te pide una contraseña, tecleas al azar. Nada.

Una idea quiere nacer en tu cerebro. Atiendes, el silencio suspende tu pensamiento. Se te va el santo al cielo y tu cuerpo se queda ahí ensimismado, alelado. Alguien grita un nombre, sales de tu cuelgue, te vas andando.

Una persona te alcanza corriendo, se pone frente a ti y te saluda efusivamente. Quién es? No te suena de nada. Su entusiasmo incontenido te parece totalmente fuera de lugar, injustificado, propio de un demente. Se comporta como si te conociera de toda la vida. Contrariarle te parece peligroso, le sigues la corriente. A cada gesto afectivo suyo te asustas más y más.

Sales corriendo. Te sigue. Te domina el pánico. Tu histérica desesperación te hace meterte entre el tráfico. Sientes un fuerte golpe. Pierdes el sentido.

Despiertas en un lugar muy blanco. Alguien te pregunta tu nombre. Abres la boca: ...

La vuelta al mundo en 20.000 días

'La vuelta al mundo en veinte mil días' es la obra más famosa de Junio Verle, perdón: Julio Verne.

La historia cuenta las aventuras de Filias Fog, que quiere decir niebla, y su acompañante Juan Paspartú, que quiere decir paspartú.
Lo que pasa es que, el pobre Filias, mira tú, al principio de la novela tiene un accidente y se queda en silla ruedas, y claro, entonces no se le ocurre otra cosa que irse a dar la vuelta al mundo, que ya son ganas.

Se ve que se aburría cosa mala o que era un culo inquieto, no sé. El caso es que en esas condiciones ya me dirás, medio inválido y aun así, el gachó todo emperrado. Total que el viaje se hace pesado con ganas, más largo que para qué, la verdad, y la historia ocupa mogollón de páginas, un tochaco que ríete tú del señor los anillos.

Porque lo que pasa es que el Julio Verne este se ve que se entusiasmó mientras lo iba escribiendo y lo cuenta todo con demasiado detalle, pero mucho muchísimo, que te cuenta hasta cuando se paran a mear y todo! A cada cosa que hacen hala ahí páginas y más páginas de descripciones, una cosa exagerada a más no poder, que te lo digo yo.

Así que el libro este es muy famoso y lo tiene todo quisqui, pero más que nada para aparentar, por la moda y eso, que luego no lo ha leído ni dios, como el Quijote ese, que no vale más que para hacer bulto y criar polvo, y si no pregunta, pregúntale a cualquiera y verás, te salen con cada una que para qué, pero vamos que no se lo saben eso se ve a la legua se ve.

Yo intenté leérmelo, este digo, el Quijote ni eso, porque es que ni se entiende, el Quijote digo, que está escrito en idioma viejo pasado, que eso ya no existe, vamos que tú vas por la calle y la gente ya no dice esas cosas, pero ni de casualidad, que es que no.

Y digo yo que ya lo podían haber arreglado o algo digo yo, con tanta fama que tiene, todos ahí diciendo lo bueno que es, que se les cae la baba y todo, y nada, ahí lo tienen desfasado total, más que el reloj de mi vídeo, que siempre da las 12.

Que el Quijote que no se entiende que no, que eso hay que decírselo a los de la academia 'La Lengua' para que lo pongan en cristiano moderno o si no qué pasa pues aquí, tanta fama y luego está en chino, si es que...

En fin, por dónde iba? Ah sí, el libro este, que nos lo mandaron para la escuela y nos obligaron a leerlo, pero ni aun así, oye, si es que era imposible, y mira que me saltaba cachos bien gordos, pero nada, que no hay tu tía, co. Al final me copié el trabajo del Canicas y a correr. Menudo ladrillo, si es que tendría que estar prohibido escribir tantísimo! Que es que hay mucho burro suelto, que te lo digo yo...

Y bueno, tengo un amigo que tiene un conocido que conoce a un fulano que se lo ha leído, o eso dice. Seguro que es un fricazo, de esos que dicen ahora, de aquí te espero. Total, que yo la historia me la sé porque me la han contado y eso. Total, que algo me sé de qué va, y más o menos la cosa es tal que así:

Que el Filias ese, para darle más emoción al viajecito, hace una apuesta y se juega todo lo que tiene, claro, porque el tío está forrado podrido, si no de qué semejante viaje, eso es para ricos, no te digo!

Pues eso, que se hace una puesta con sus colegas a que da la vuelta en 20.000 días, adónde? al mundo, adónde va ser, hombre.
Y fíjate tú que 20.000 días son casi 55 años y esto lo sé yo porque lo he calculado con la calculadora a pilas, que si no de qué, a ver qué te has creído tú... Pues eso maño, que 55 años de viaje es una burrada de aúpa, vamos que luego así pesa el libro...

A lo que iba, pero sus colegas van y le ponen una condición, porque si no era una apuesta muy fácil claro, toma este qué listo, te diré... Y la condición es que no puede usar ningún medio de transporte, sólo mas que su silla ruedas, y la ayuda de su ayudante, el Pasapartú ese. Así que, en estas, la cosa ya se complica una pizca más y pasa que ni sé las penas que pasa para llegar a las Américas y luego alcorzar hasta la India.

Y hay trozos en que las ruedas se le atascan y al pobre Paspartú lo usa como si fuera un perro de tiro. Y bueno, no sé cuántas peripecias y penurias más. Ah sí, resulta que por el camino se liga a una pava y se la lleva con él, porque como no era más fea que tonta pues la engañó fácil con el rollo de los lisiados y tal, jaja, míralo qué espabilado el impedido, no es tonto no.

Y qué más... Ya no me acuerdo, si es que le pasan las mil y una canículas, las pasó caninas el pobre, pero vamos, que así a lo resumiendo, que al final la vuelta al mundo darla la da y llega a tiempo, justo por los pelos. Pero entonces resulta que se había olvidado del cambio de hora y claro, había perdido la apuesta, porque se había ido para el otro lado, para el que no era. Y eso, que por listo perdió toda su fortuna y se tuvo que ir a vivir a la calle pidiendo limosna y tal. Que si no hay pasta en eso se acaba y encima lisiado, pues ya imagínate, ahí te quedas y ahí te pudras... Así es como es.
Pero además que como estaba ya viejo chocho se murió a los cuatro días así que lo mismo le dio.

Y eso, que la pava ya le había dejado de hace tiempo, claro, porque se olía lo que iba a pasar, y porque la había preñado el Paspartú varias veces, lo que pasa que al Filias lo engañaba y le decía que eran suyos, que eran de él sus hijos, y el otro 'embobalicao', como dicen los de allende, se lo creía y tenía unos cacho cuernos que no cabía ni por la puerta el peón.

Total que el Paspartú también le dio plantón a mitad de viaje y se tuvo que apañar solo, engañando a algún ignorante con engaños y así.
Pero bastante había aguantado ya el Paspartú, no te creas, porque es que una expedición de esas no es cosa cualquiera, hay que estar ahí y pasarlo para saber lo que es eso, una faena muy gorda es lo que es. Y después de aguantar tanto, normal que se hartara, figúrate tú... Bien empleado se le está, por haber tragado con todo, a ver qué se había pensado, no te amuela el tío este!

El final es un poco triste, para qué nos vamos a engañar, las cosas como son. Pero bueno, que a mí lo mismo me da que me da lo mismo, que yo me he librado de leerlo, que yo me espero a que saquen la película y ya está arreglado, ves qué fácil? jaja.

PD: Ah, sí, y el Julio Viernes este, que digo yo que se llama así, lo que pasa es que estos gabachos no pronuncian ni mal ni nada, si se comen la mitad de las palabras! Pues eso, que te decía yo que el Julito este tiene otro libro que también es famoso, que se llama '80 leguas de viaje submarino' y este sí que es bastante cortito, jeje, pero igual es para morirse de aburrimiento con él, así que nada, el que quiera que haga lo que quiera, pero vamos que el menda (oséase servidor yo mismamente) no lo recomienda.
Hasta aquí la opinión de hoy, santo y seña.