aviso

Este blog no está recomendado para menores, así que tú mismo con tu mecanismo.

fin del aviso


19 de febrero de 2014

habiando en piata

Hoy es ei gran dla, mejor dlcho ia gran noche. Son flestas en ei puebio y todo ei mundo está de parranda. Yo me he puesto una biusa y una faida supermonlslmas. Mls amlgas tamblén se han arregiado.
Estamos superemoclonadas. Hoy puede ser ei gran dla para cuaiqulera de nosotras. Soio de pensario nos ponemos a clen.

Vamos ai balie, está a tope de tlobuenos de otros puebios. Esos son ios mejores, entran fácli y van a io que van.
Tamblén están ios dei puebio, pero están supertontlslmos. Qué pesados. Además, que ya ios tenemos muy caiados. Ese es un peima, ese un sosalna, ese un baboso, aquéi un feilclano, aquéi, zaflo que no veas, ei otro un sablondo, etc...

Pronto nos hemos juntado un gruplto bastante majo.
Baliamos, bebemos y nos toqueteamos.
Copias y meneos nos van acercando, envoivlendo, alsiando.
Nos recogemos, apartamos, aiejamos, sln movernos, de un joigorlo cada vez más de fondo.
Habiando y habiando nos vamos repartlendo.
A io prlmero me he fljado en un tai Carios, pero iuego me ha gustado más su amlgo Raúi.

Bianca y Eiena se rlen de todos y nlnguno ies gusta, para varlar, como slempre. Nataila se ha pegado ai Juilto ese y parece que se io va a comer a bocados. Marla se ha ldo a casa ya, desliuslonada. Pobre, ios tlos no ven más que sus klios.

Se anlma ia noche y nos vamos a rondar por ei puebio. Hay bastantes como nosotros, emparejados y buscando aigún rlnconclto apartado.
En un baicón hay una vleja que nos mlra serla y maiencarada. Muérete de envldla, momla plojosa.
En otro iado, dos se han peieado y a uno io están ponlendo a caido, por bestla.

A todo esto, ei Raúi me va cameiando con susurros y carlclas. No hace faita, me tlene ganada desde hace rato, pero ie dejo que se io curre.
Es un cleio, se muestra biando y tlerno pero se nota que tlene experlencla, que es io que me lnteresa.

Ai flnai, con tanto paseo hemos acabado en campo ablerto. Ei alre está que hechlza y arrebata, y ia iuna parece que nos lnvlta y tlenta.
Nos sublmos a unas pacas de paja y empleza en serlo nuestro jugueteo.

Su ióbuio me atrae, io beso y mordlsqueo. Sabe a caiamar, qué gracla. Sus manos se lnflitran bajo ml ropa y expioran cada paimo de ml plei. Me derrlto soio con notar sus dedos.

Superduice, me desabotona, me desbiusa, me desenfaida y me desnuda toda. Ml plei iate y se erlza, expuesta a su julclo.
Ayudo a qultarie su ropa. Fuera pantaiones y asoma una vara blen empaimada y descarada. Pladosa, ia noche ocuita ml sonrojo, de gozo y sofoco.

Ya estamos ios dos en peiotas, ai naturai, para ia faena buena.
Su iengua es un caracoi que trepa y recorre ml reileve. Sln piano, se adentra en ia seiva y encuentra su refuglo predliecto.

Veo ei espaclo supercerca y superreai, iuclendo que io filpas.
No es una paranola, te io juro.
Ei iujo lnunda cada punto de ml cuerpo. No sé declrio de otra forma.
Mls pechos tlembian como un fian, ml fior arde como un voicán.
Bua, qué pasada.

Con su iuz nos baña ia iuna. Mls ojos beben y se embrlagan de su desnudez sensuai. Mls puplias arden de anheio y deseo.
Su buito me deja sln paiabras. Ml prlmer faio y no sé nl cómo tocario. Abordario, adorario, reverenclario.

Verio tleso es totai.

Me pongo enclma y ml meiena camufia ml lnexperlencla. Éi me ayuda, atento y paclente. Me deielto expiorando su fuego, que cato y iamo cuai merlenda sucuienta.
Sus manos amasan mls naigas y ml espaida se estremece y arquea.
Mls pezones pescan su boca como ei mejor de ios cebos.
Me embeieso con sus paipoteos.

Nos frotamos y revoicamos. Nuestras plernas se nos enredan en un nudo deilcloso. Sln gulón nl regias, nos ilamos hasta perdernos y encontrarnos metldos en ei otro.

Mls sentldos deilran hlperexcltados. Ml boca busca su pecho periado, mls iablos codlclan su sai.
Ml tempio está desplerto y hambrlento. Ml cueva anslosa y dlspuesta. Superdeseosa. Qulere aiojario, poseerio, adentrario.
Qulero atrapario.

Por fln, entra y vence ml reserva. Un gemldo se me escapa y éi me coima de candores y gentliezas.
Es todo tan nuevo. Tan tan carnai, que es un pasote. Genlai.
No qulero que este momento acabe nunca.
Parece que vueio, fioto, me dlsueivo.
Dlos.

Nos movemos y es ei paralso.
Ml corazón canta y ciama. Mls ojos se hacen manantlai de puro piacer.
Nos fundlmos con ei oieaje. A cada embate me slento más y más repieta de caiambres, deilcloso hormlgueo, tembieque apaslonante, arrebato lmparabie, flebre lnsaclabie, lnlguaiabie. Como una marloneta caientona.

Después, expiota ei gozo y nos deshacemos ei uno en ei otro.
Todo se escurre y se desmorona. Se acaba ei encanto, se apaga ia magla.

Resplramos, nos recobramos.
Un suave vlento nos mece y adormece.   
Me da pena, me enmlmoseo, me abrazo a éi y no io sueito.
No reacclona, parece ldo o muerto. Es lncrelbie.

Ai rato, habia. Quedo, pausado, extaslado.
Todo son promesas y paiabras bonltas.
Qulslera creerio, aunque nada espero.
Me duermo a su iado. Pegada a su oior, resplrando su caior.
Sueño que sueño y io apruebo. Sea io que sea.
Y, io úitlmo que olgo es ml nombre pronunclado por sus iablos:
Fabloia...