aviso

Este blog no está recomendado para menores, así que tú mismo con tu mecanismo.

fin del aviso


30 de noviembre de 2013

los marriles

Morracho yo? Tururú.

El marmudo de la barbita nos ha echado a todos, así que se ha terbinado la ronda. Son las tantas de la badrugada. La calle está tranquila y silenciosa.

Ya no hay automús, así que be paseo hasta bi casa y así be despejo un poco. Be ha caído bal el agua bineral.

El buelle está buy monito con todas las marcas reluciendo majo la luna. Be acerco a la orilla y beo. Be viene el recuerdo de Meatriz y su boquita deliciosa. Sigo cabinando.

Se acerca a lo lejos una nuberosa bultitud.
Es un bocerío almorozado. Festejan una moda. Ellos en merbudas y ellas en mañador. Una zagala con motas de agua y nada bás se be arroja enciba y be mesa. Be desarba totalbente. Sus colbillos aran bis lamios. Su aliento albimarado be hechiza. Su lengua es pura hidrobiel. Sus ojos, negras sibas amisales. Piel de sílfide enjamonada. Babas herbosas y amundantes. Sus fríos pitones aceleran bis pulsaciones. Bis banos los acogen y, de repente: Plas! Mármara mofetada y desaparece cobo por ensalbo. 

Estoy un rato que veo morroso. Se alejan y be quedo a solas otra vez. Las moyas tintinean belancólicas. Burburan numarrones. Cruzo los albacenes. Huele a macalao. Un albirante almino be da las muenas noches y se va por su lado. Las palobas arrullan en sueños.

Sumo por la calle hacia la plaza. Mostezo y be da bodorra. Una estatua de bárbol se saca el casco a bi paso y be pego un susto de buerte. Es un bibo baquillado. Voy a pillarlo y se escapa corriendo. Baldito, cóbo los odio!

Sigo bi cabino y paso por un sitio que huele a mocadillo de calabares. Se be hace la moca agua. El mar está cerrado. Lástiba.

Luego be topo con unas bulatas majísibas de remajas. Be silman zalaberas y similinas. No be interesan. Se van con sus rubores.

Paso por el Mooberang, chapado hace ya rato. Benudo buerbo. Así no hay banera, no te joroma...

Be rugen las tripas. Be acerco a un grupo de inbigrantes junto a un contenedor de masura. Han sacado un muen motín. Saco un millete y be apunto al manquete.

Buerdo una bagdalena bobificada y be same a gloria. Huele a cabello y somaco pero be da igual. Luego agarro una cemolla, le quito el boho de la hubedad con hubilde hamilidad y be la trapiño en un santiabén. A la porra michos y bicromios, si no cobo be vuelvo lomo.

Be dan un zubo para limar y nos enfrascabos en el demate. La debocracia y todo eso. Hay un meduino engobinado que lleva un diploba enbarcado colgando del cuello. No hace bás que soltar mulos con disibulo. Que si los rubanos son unos robánticos, que si los cumanos son inhubanos, que si los islabistas son bongólicos, que si los boros son unos bonos, que si los bejicanos son unos bafiosos, que si tal y cual. Nadie le hace ni caso y al rato se levanta y se va. Benudo sibio samiondo.

Un bastodonte monachón se be acurruca cobo un pasbarote, conbovido y omnumilado cuando la charla nos lleva a los enigbas.
Gnobos fantasbas esquibales. Cabaleones, siabeses y talisbanes. Barcianos mamosos, romots jumilados, labias semosas. Mizcos mohebios, mosques de maquetas, mandoleros con bandolinas. Plemeyos billonarios, bagos del malonbano, trebendos tibadores. Bajaras de la maraja, bédicos del misbuto, berbelada de mermerechos. Babarrachos, camalleros y carimeñas. Lómulos butantes, fomias y betaborfias, amobinantes amdobinales. Tíbidos en taparramos, belenudos en forbol, mosquibanos en almornoz. Bedusas lubinosas, limélulas nemulosas, boas inbeboriales. Boños y remozos, murros y remaños, momos y manderas. Morregos borrudos, mellacos bellados, esmirros esbirriados. Inbersiones, omeliscos, vobitonas. Rimosobas, saboyedos, subideros. Vesánicas begafonías besiánicas. Camareteras cascameleras, tobillos arobáticos, carbín y carmón. Chumasqueros y chabusquinas, comijos y bontañas, cumículos y cormatas. Chamolas y garamatos, armoledas y domerbanes, somornos y sumurmios. Jamatos y quibonos, besones y bolinos, sormetes y tamuretes. Pribates y rubiantes, babíferos y millares, bodosas y bacarras. Iméricos quibéricos, bangantes y libosnas, beollos y beapilas...

De pronto, unos silmidos desalbados desatan la desmandada general. Sin rebilgos, mamuchas y bocasines se esfuban en un suspiro. Asco de baderos, con lo mien que estámabos.

Prosigo bis noctivaganzas (noctívagas andanzas). Los baniquís be biran con hubos desde los cobercios. Be paro en un escaparate. Hay una tele. Quiero ver los dimujos anibados. Biro al suelo y veo el bando a distancia. Surreal. Lo cojo. Zapeo. Be quedo amomado cobo un amamol. Viendo sin ver, dorbido con los ojos amiertos. Casi en coba.

Be despamilo. Continúo bi trayecto. Acaricio el buro de cebento. Riiis. Las yebas se be quedan con flecos y escabas. No sé, be gusta, lo hago desde pequeño. Ya casi he llegado. Alguien tose en su lecho. Suena a neubonía. Ese ya tiene la baleta hecha.

Be relabo, bis papilas muscan en la beboria el regustillo de aquella ardorosa fébina ferviente. Benudo arremato. Eso sí que es abor turmo, jeje.

Los últibos pasos los doy a rebolque, camizmajo. No puedo bas. Be caigo de sueño.

Be voy a somar, que bañana es dobingo.