aviso

Este blog no está recomendado para menores, así que tú mismo con tu mecanismo.

fin del aviso


13 de septiembre de 2011

Juan Muñón

Si te apellidas Muñón tienes todos los números para perder un brazo o algo así. Y esto es lo que le pasó a Juan Muñón.
Su apellido, no podía ser de otra manera, nació por una errata.
La saga de los Muñón ha sido breve.
No tuvo descendencia.