aviso

Este blog no está recomendado para menores, así que tú mismo con tu mecanismo.

fin del aviso


1 de noviembre de 2008

lógica inversa

Un cochambroso ventanal de un garaje (o almacén), está dividido por cuatro columnas de cemento, entre las cuales se encuentran los cristales de pavés, hundidos y sombríos (tras los que únicamente se adivinan tinieblas y nada más), que son los que hacen de cristalera. En el extremo derecho de dicho ventanal hay una pequeña caja metálica sobresaliente, con forma de buzón. Curiosamente, en cada una de las cuatro columnas, hay una flecha, pintada a mano, indicando hacia el extremo izquierdo. Y, sobre cada una de esas flechas, pone (igualmente pintado) 'buzón'. Pues, en el extremo izquierdo, escondida entre las sombras y apenas destacando, hay una pequeña placa metálica con una ranura que, supuestamente, es la que ha de utilizarse para depositar las cartas. Y finalmente, para terminar de embrollar el conjunto, sobre las dos primeras columnas, hay un cartel con una nítida flecha negra señalando hacia la derecha.