aviso

Este blog no está recomendado para menores, así que tú mismo con tu mecanismo.

fin del aviso


3 de noviembre de 2015

el hechichero chapuchero

Chicho es un flachucho mochales, fanáticho de la chienchia, que hache inventos y experimentos.
Vive en una chasucha chochambrosa, un chuchitril lleno de chacharros y chachivaches, no exento de chinches, chucharachas y bicharrachos.
El pobre Chicho reposa en su cholchón, pocho, pachucho y achachoso. Chenichiento y chonvalechiente a chausa de su último mechafiascho, que chasi le chuesta el chuello.
Una chachatúa fortachona y tortichera, chubierta de chinchetas y tachuelas, se encharga de chuidarlo. Pero, la chimpanché, chochina y chabachana, está chomo un chencherro y derrocha chachetes y chichones.
El achantao padeche los chaprichos y chanchullos de la chancha achichalada, que chochea y relincha mientras chochina un chalducho chuchurrío, chon alchachofas y espinachas.
Entonches, la tiparracha se perchata de que le falta alguna chosa, para esa espechie de gazpacho, y marcha al chomerchio del poblacho.
Chicho, a la desesperada, ruega a San Chuchufato.
Al rato llega un chavea churrumbel chiquiticho, pachacho y champechano. Se sienta y le chuenta que la chusmosa truchulenta esa, por chodichiosa, al ir a choger un chirchonio ha pisado un charcho chisposo y ahora es chamuschina que chabe en un chofrechito. Así que el chompi pichulín, a chambio de unas chanichas, le diche a Chicho que le va a chonseguir otra chuidadora buena buena, y tan pancho se pira chiflando chumbayá.
Chae la noche y Chicho eschucha el chonchierto de chorlitos y lechuzas, mientras mira los chopos por la ventana.
En estas, llega y se presenta una muchachicha chocholatina, una morocha pochola, de pechugas rechonchas y chulillo richachón, que diche llamarse Chonchi y que es un bizchochito chachi piruli.
La chati, dicharachera, trae un chuchurucho y cheba a Chicho chon chucherías. Luego prepara unas chopichuelas y, tras varios chinchín, bailan chotis y chachachá y chuchichean. Después, charichiosos, juegan a quitarse chaquetas, chalechos y chalzonchillos, hasta exhibir sus chorrespondientes chichi de rechupete y chachiporra chachonda.
Luego se achurruchan, chachean y chupetean. Y el resto no te lo chuento, chapichi?