aviso

Este blog no está recomendado para menores, así que tú mismo con tu mecanismo.

fin del aviso


1 de abril de 2010

sábana y aire

Piel de algodón, cuerpo de nube,
la colcha dibuja tu silueta,
el colchón cobija tus formas,
tus piernas se enredan con mis rodillas,
me recojo en tu abrazo, cálido, esponjado.

Sigues aquí? Muévete que no te veo.

Tus senos, mullidos, alojan mis cariños,
tu boca, muda, juega con mis suspiros,
tus labios, de fuego, queman mi pecho,
tu lengua, seca, moja mis dedos.

Ayay que no te siento, te he perdido en un descuido.

Cierro los ojos y noto en tu nuca mi aliento,
me hundo en tu cabello y bebo entre tus hombros,
me deslizo por tu espalda,
mis manos esculpen tu figura.

Es esto tu ombligo?

Tu piel se eriza y funde a mis arrimos,
palpo tus nalgas y las lleno de mimos,
tu perfume a lavanda hincha mi anhelo,
templa mi cielo, tiembla mi quiero.

Busco tus brazos, tu contorno, tu cintura.

Tus pétalos se separan, se abre tu nido,
beso, con ternura, el pezón guarido en tu hendidura,
tu roce me enloquece,
me desnudo.

Traviesa, te has escondido,
entre los pliegues del fondillo.

Busco tu entrada, mas no la viso,
giro, vuelvo y remuevo,
me lío, me hago un nudo,
entre tela y almohada (y ni rastro de mi amada.)

No te encuentro, te has caído?
Dónde te has metido.

Amanece, la cama como un mar barrío,
presidida por un faro enhiesto,
guiando al eco de tus caricias,
llamando a la vaina ansiada,
blanda funda reparadora,
fiel conyaciente de mi andadura.